El fideicomiso

 

¿Qué es y para qué sirve un fideicomiso Inmobiliario?

El fideicomiso inmobiliario es un contrato celebrado por escritura pública por el cual una persona/s (fiduciante), transmite la propiedad fiduciaria de bienes determinados (ej: lote) a otra persona/s (fiduciario), quien estará obligado a ejercerla en beneficio de quien se designe beneficiario, y a transmitirlo al cumplimiento de un plazo o condición al fiduciante, beneficiario o fideicomisario.

 

Este instrumento es apto para desarrollar emprendimientos inmobiliarios con fondos de terceros o propios. Para el caso de manejar fondos de terceros, los inversores son los fiduciantes que aportarán los fondos para comprar el terreno y hacer frente a los costos de la obra.


Por su parte, el fiduciario es quien recibe el dominio de los fondos para comprar el inmueble, inscribirlo en forma temporal y condicionada a su nombre (artículo 2662 del Código Civil y ley 24.441) y llevar adelante el emprendimiento según las pautas dispuestas en el anteproyecto. Al terminarse las obras proyectadas y una vez afectado el inmueble al Régimen de Propiedad Horizontal o al de Loteo, transmitirá a los
beneficiarios el dominio de las unidades que a cada uno le corresponda.


Quizás el punto más importante y el que lo diferencia de los tradicionales "consorcios al costo"; es que el patrimonio entregado en garantía es inembargable. Está aislado y protegido ya que los bienes fideicomitidos (todo lo que forma parte del proyecto inmobiliario) constituyen un patrimonio separado del patrimonio personal de los fiduciantes y del fiduciario. El patrimonio del fideicomiso solo responde por las deudas generadas en el propio negocio y no es atacable por acreedores particulares de las partes.

visitÁ el proyecto 

Logo-01-01.png